Movimiento Mundial por los Bosques Tropicales

Tanzania: manglares amenazados por proyecto de acuicultura

El delta del río Rufiji, ubicado en el sureste de Tanzania, constituye uno de los más grandes grupos de bosques de manglar existente en Africa Oriental y del Sur. Se extiende en un área de 53.255 hectáreas de manglar no deteriorado, en el que habita un gran número de personas. Es un ecosistema rico en biodiversidad acuática y terrestre. El delta está conectado al interior del sistema fluvial por una extensa llanura aluvial, de 130 kilómetros de largo y hasta 20 kilómetros de ancho. Asimismo, está conectado a un sistema de corrientes oceánicas y de arrecifes de coral que rodean la isla Mafia, ubicada al este del manglar, y ejerce una influencia sobre la producción pesquera de la isla, dirigiendo el flujo de las corrientes marinas hacia el norte.

Los manglares del delta del Rufiji cumplen también otras funciones: estabilización de la línea de costa impidiendo la erosión costera, generación de suelo mediante la acumulación de limo y la producción de detritos, preservación de la pureza de las aguas al absorber los agentes contaminantes provenientes de fuentes situadas aguas arriba y servir como barrera rompeviento para las tierras del interior.

Las comunidades del Rufiji, que viven del pescado y del cultivo de arroz y aprovechan la madera de los manglares, han desarrollado ancestralmente un estilo de vida sustentable en la zona. Un proyecto de la African Fishing Company para la producción industrial del camarón, mediante métodos semi-intensivos, puede llevar a que una tercera parte de la superficie del delta pase a manos privadas. De acuerdo con experiencias análogas en otras partes del mundo, la producción semi-intensiva del camarón se vuelve inviable unos diez años más tarde. Por consiguiente. se convierte eventualmente en una amenaza para la supervivencia de miles de agricultores locales y pescadores que habitan en el delta, con graves consecuencias y daños irreparables del punto de vista ambiental.

Un proyecto para establecer el mismo tipo de producción, presentado por la compañía Coastal Aquaculture en el delta del río Tana en Kenia -un área de características ecológicas similares a las del delta del Rufiji- se encuentra todavía detenido desde mediados de 1992. La empresa adquirió en principio 10.000 hectáreas de tierras con ese propósito. Posteriormente, dicha adquisición fue anulada por el gobierno de Kenia mediante un decreto presidencial que declaraba al delta del Tana como humedal de importancia internacional. Sin embargo, Coastal Aquaculture llevó el caso a la corte y luego de un largo proceso, finalmente en 1996 la Alta Corte de Justicia falló en su favor, lo que significa que la compañía está habilitada para desarrollar su proyecto de cría de camarón en las tierras adquiridas.

A pesar de realizar un uso sustentable de los recursos naturales y un manejo adecuado del ambiente, las comunidades locales son generalmente dejadas de lado cuando se realiza la planificación del manejo de recursos. Es por ello que más de 2.000 residentes en el delta del Rufiji firmaron una demanda a ser presentada ante la Alta Corte de Justicia de Tanzania, solicitando autorización para demandar al gobierno por aprobar el referido proyecto de cría de camarón, que habrá de afectar su economía y bienestar. Argumentan que los planes de cercamiento del área que se propone llevar adelante el proyecto habrán de negarles el acceso a los recursos naturales -como camarones, peces y otros recursos marinos- con los que ellos han coexistido desde tiempos inmemoriales. Afirman además que la decisión de llevar adelante el proyecto fue tomada sin considerar los riegos ambientales que el mismo conlleva. Por otra parte, no se requirió en ningún momento su consentimiento o compromiso en relación con el cuestionado proyecto.

Las ONGs locales JET y LEAT han sido y siguen siendo puntales en la lucha contra el proyecto. Recientemente se celebró un encuentro del que participaron miembros de JET, LEAT y otras ONGs de Tanzania, en el que se trató el tema del delta del Rufiji. Se están elaborando planes para celebrar un segundo Taller Regional del Africa Oriental, en el que los conflictos emergentes en el delta del Rufiji en Tanzania y en el delta del Tana en Kenia ocuparán un lugar destacado.

Fuente: Patricia Nzioka, East African Wild Life Society (EAWLS); Environment Tanzania (JET), 23/5/1998.