Movimiento Mundial por los Bosques Tropicales




Carta abierta a la FAO en ocasión del Día Internacional de los Bosques, 21 de marzo de 2014

Las Naciones Unidas fijaron el 21 de marzo como el Día Internacional de los Bosques. Para nosotros es una buena razón para -una vez más- enviar una carta (ver a continuación) a la FAO exhortándola a que modifique su actual definición de bosque, que sirve sobre todo para favorecer los intereses de las industrias maderera, celulósica y papelera y cauchera.

Estamos invitando a la FAO a tomar la iniciativa de corregir esa definición engañosa. Esto beneficiaria a millones de personas que dependen de los bosques y a toda la humanidad, así como a miles de comunidades rurales que luchan en contra de la invasión de sus territorios por parte de monocultivos industriales de árboles falsamente llamados como “bosques” de acuerdo a la presente definición de FAO.

La Vía Campesina, Amigos de la Tierra Internacional, Focus on the Global South y el Movimiento Mundial por los Bosques Tropicales.

Carta abierta a la FAO en ocasión del Día Internacional de los Bosques, 21 de marzo de 2014
¡Definir los bosques por lo que realmente significan!

A la FAO

Director General

Sr. José Graziano da Silva

Somos un amplio grupo de movimientos sociales, ONGs y activistas, quienes dirigimos este llamado urgente a la FAO para que revise su actual definición de los bosques. Actualmente, vuestra definición reduce el bosque a un área cualquiera cubierta por árboles, dejando de lado la diversidad estructural, funcional y biológica de los demás elementos que lo componen, así como la importancia cultural de la interacción entre los bosques y las comunidades. Esta definición de la FAO favorece principalmente los intereses del lobby maderero y de las compañías que realizan plantaciones industriales de árboles para producir celulosa, papel y látex, mientras que no toma en cuenta a los 300 millones, o más, de mujeres y hombres del mundo entero que, según la FAO, dependen directamente de los bosques para su subsistencia. Esto incluye a los pueblos y poblaciones indígenas y tradicionales, muchos de los cuales son campesinos cuya soberanía alimentaria depende de la agricultura en el bosque así como del uso de la rica diversidad de productos no madereros que éste ofrece. Todos ellos, no sólo garantizan su propia soberanía alimentaria sino que contribuyen de manera fundamental a alimentar al mundo. Los bosques cumplen un papel fundamental en las vidas de esos hombres y mujeres, que son campesinos, artesanos, pescadores y recolectores, y que deben figurar entre los principales actores de un proceso de revisión que la FAO debería iniciar para lograr que su definición de bosques refleje lo que éstos representan en el siglo XXI.

Los bosques son tan importantes para la vida de millones de mujeres y hombres que dependen de ellos de numerosas maneras, que les suele resultar difícil expresar con palabras, aun en su propio idioma, hasta qué punto los bosques les resultan cruciales. A veces, los pueblos del bosque resumen esa importancia diciendo simplemente que el bosque es su “hogar”, no sólo un pedazo de tierra cubierto por árboles sino un territorio en el que se sienten protegidos y donde pueden encontrar todo lo que necesitan para vivir bien. Esos pueblos suelen ser indígenas, y entre ellos figuran el centenar de pueblos voluntariamente aislados que aún quedan. También se incluyen muchos otros grupos que si bien poseen una gran diversidad de estilos de vida, todos dependen del bosque. Sin excepción, todos ellos dan pruebas de gran respeto hacia el bosque del cual dependen y sienten que forman parte.

Si bien la recolección de productos no madereros es una actividad esencial para gran parte de esos hombres y mujeres que dependen del bosque, otros son campesinos que practican la agricultura con métodos transmitidos desde hace varias generaciones y se fueron perfeccionando con el fin de mantener intactas las funciones del bosque. Este tipo de agricultura, así como la caza, la pesca y la recolección de una serie de productos no madereros como miel, frutos, semillas, bellotas, tubérculos, plantas medicinales y hierbas asegura la soberanía alimentaria y la salud de dichas poblaciones. Los campesinos contribuyen también a la subsistencia de un número aún mayor de personas: 1.600 millones según las estimaciones de la propia FAO. Además, los pueblos del bosque usan la madera principalmente para sus necesidades domésticas, y raras veces como principal actividad comercial. Pero incluso cuando es utilizada comercialmente, el comercio se realiza en los mercados locales. Las comunidades que dependen del bosque suelen conocer bien el potencial de destrucción de la extracción comercial de madera. Ésta da enormes ganancias a un puñado de forasteros, pero deja tras de sí una destrucción irreparable y altera gravemente los medios de vida de la población.

Sin embargo, los Estados y las instituciones multilaterales como la FAO y el Banco Mundial siguen considerando a los bosques como tierras donde la extracción comercial de maderas valiosas por parte de compañías privadas, muchas de ellas extranjeras, es la mejor manera que tiene un país de encaminarse hacia el llamado “desarrollo” y sacar a la gente de la “pobreza”. Esta perspectiva centrada en la madera está en el origen de la actual definición de bosque de la FAO: “Tierras que se extienden por más de 0,5 hectáreas dotadas de árboles de una altura superior a 5 m y una cubierta de dosel superior al 10 por ciento, o de árboles capaces de alcanzar esta altura in situ. […]”.(1)

Esta definición reduccionista también justifica la expansión de las plantaciones industriales de árboles como supuestos “bosques plantados”. Según la definición de la FAO, ese tipo de monocultivo a gran escala se considera incluso como “reforestación” y serviría para compensar la pérdida de bosques. En la práctica, las plantaciones industriales, ya sean de árboles, de palma aceitera o de soja, han contribuido enormemente a la destrucción de los bosques y otros biomas, tales como pastizales y sabanas, en todas partes del mundo. Gracias a ellas, un puñado de compañías transnacionales ha obtenido abundantes ganancias, pero las comunidades dependientes del bosque han quedado en la miseria y, a menudo, han debido abandonar sus territorios. Las mujeres, que en general han desarrollado una relación particular con el bosque, tienden a sufrir más con su destrucción. Las comunidades afectadas por los monocultivos de arboles a gran escala de árboles nunca los llaman bosques.

El informe de la FAO “Estado de los bosques del mundo” sigue difundiendo el mito de que la deforestación ya no es un problema tan grande como en el pasado. Esta supuesta buena noticia se debe a que la FAO confunde bosques y plantaciones, permitiendo así que decenas de millones de plantaciones industriales de eucaliptos, acacias y heveas de crecimiento rápido sean contabilizadas como “bosques plantados” en las estadísticas forestales de cada país. Aplicando la actual definición de bosque de la FAO, incluso una plantación de 100.000 hectáreas de eucaliptos genéticamente modificados de crecimiento rápido es un “bosque”, a pesar de todos los impactos negativos inherentes al monocultivo a gran escala, sin hablar del riesgo de que se contamine la composición genética de los árboles y bosques de los alrededores.

En sus principios fundacionales, la FAO se describe a sí misma como una organización que dirige las “actividades internacionales encaminadas a erradicar el hambre” y “un foro neutral donde todas las naciones se reúnen como iguales”. Para que esta declaración sea cierta, la FAO debe modificar urgentemente su definición de bosques para que, en lugar de reflejar las preferencias y perspectivas de las compañías madereras, pasteras, papeleras y caucheras, refleje lo que los pueblos que dependen de los bosques ven en ellos, y el uso que hacen de ellos.

A diferencia del proceso ya existente en la FAO, el proceso de elaborar una nueva y más apropiada definición de bosques debe involucrar a las mujeres y los hombres que dependen directamente de los bosques. Una definición apropiada debe respaldar sus formas de vida, redes y organizaciones. En el Día Internacional de los Bosques nos comprometemos a proseguir la campaña tendiente a que la FAO y todas las organizaciones pertinentes inicien un proceso, dirigido por las comunidades de los bosques, para formular una nueva definición de bosques.

(1) http://www.fao.org/docrep/013/i1757s/i1757s13.pdf

Firmado por:

La Via Campesina International
Friends of the Earth International
Focus on the Global South International
World Rainforest Movement International
RECOMA International
GRAIN International
Acción por la Biodiversidad International
Global Justice Ecology Project International
Jeunes Volontaires pour l’Environnement International International
Réseau des Femmes Africaines pour la Gestion Communautaire des Forêts (REFACOF) International
Redmanglar Internacional International
Campaign to STOP GE Trees International
Red Internacional de Forestería Análoga (IAFN-RIFA). International
ICRA International International
Carbon Trade Watch International
Down to Earth International
Global Forest Coalition International
Inclusive Development International International
CEEweb for Biodiversity International
ETC Group International
GESER (Grupo de Estudios sobre Ecologia Regional) Argentina
Red Agroforetal Chaco Argentina
Biblioteca Popular Bernardino Rivadavia Argentina
LLASTAY-para la defensa del medio ambiente Argentina
GLOBAL 2000 (Friends of the Earth Austria) Austria
Climaxi Belgium
11.11.11 Belgium
GRABE BENIN Benin
Cercle de Recherche pour l’Identification et la Promotion des Alternatives du Développement Durable (CRIPADD ONG) Benin
GRABE-BENIN ONG Benin
Asociacion Ecologica del Oriente Bolivia
Center for Environment Bosnia and Herzegovina
CENTRO DE AGRICULTURA ALTERNATIVA DO NORTE DE MINAS Brazil
COATI-Centro de Orientação Ambiental Terra Integrada-Jundiaí Brazil
Aliança RECOs – Redes de Cooperação Comunitária Sem Fronteiras Brazil
Movimento Mulheres pela P@Z! Brazil
FASE Federação de Órgãos para Assistência Social e Educacional Brazil
SINDICATO DOS TRABALHADORES RURAIS DE XAPURI Brazil
Instituto de Desenvolvimento Socioeconômico Sustentável Espaço Vital Brazil
Fórum Mudanças Climáticas e Justiça Social – Brazil
Fórum Carajás Brazil
CEPEDES Brazil
Comissão Pastoral da Terra/MS Brazil
Struggle to Economize Future Environment (SEFE) Cameroon
Tropical Forest and Rural Development Cameroon
Green Development Advocates Cameroon
Union paysanne du Québec Canada
Amics Arbres Catalunya
Colectivo VientoSur Chile
AGRUPACIÓN DE MUJERES MAPUCHE XANALAWEN Chile
Marcha Mundial de las Mujeres – Chile Chile
GRUPO SEMILLAS – Colombia Colombia
Fundacion Beteguma Colombia
COECOCEIBA – Friends of the Earth  Costa Rica Costa Rica
Asociación Conservacionista YISKI Costa Rica
Friends of the Earth – Croatia Croatia
Friends of the Earth Czech Republic Czech Republic
NOAH – Friends of the Earth Denmark Denmark
Réseau CREF DRC
LINAPYCO DRC
Ethiopian Consumer Society Ethiopia
Finnish Nature League Finland
association enjeu libre France
GITPA France
ONG Brainforest Gabon
 H2O GABON Gabon
Rettet den Regenwald e.V. Germany
denkhausbremen e.V. Germany
Forum Ökologie & Papier Germany
Abibiman Foundation Ghana
PAPDA (Plateforme haïtienne de Plaidoyer pour un Développement Alternatif) Haiti
Organizacion Fraternal Negra Hondureña Honduras
All India Forum of Forest Movements India
Thanal Centre for  Agro Ecology and Environmental Studies India
Sawit Watch Indonesia
The Samdhana Institute Indonesia
Jeunes Volontaires pour l’Environnement Côte d’Ivoire Ivory Coast
Jeunes Volontaires pour l’Environnement Ivory Coast
Sustainable Development Institute Liberia
Foundation for Community Initiatives Liberia
Global Environment Centre Malaysia
Programa Universitario México Nación Multicultural – UNAM Mexico
Ecoturismo TAP Asesores Mexico
Maderas del Pueblo del Sureste, AC Mexico
JA! Justiça Ambiental/FOE Mozambique Mozambique
 Acção Académica para o Desenvolvimento das Comunidades Rurais-ADECRU Mozambique
Transnational Institute – Netherlands Netherlands
Earth Watch Media Netherlands
FEDICAMP Nicaragua
Community Forest Watch Nigeria
Environmental Rights Action/Friends of the Earth Nigeria Nigiera
SOBREVIVENCIA, Amigos de la Tierra Paraguay Paraguay
NGO Forum on ADB Philippines
Ecological Society of the Philippines Philippines
Buy Responsibly Foundation Poland
Friends of the Siberian Forests, Russia. Russia
Biowatch South Africa South Africa
South Durban Community Environmental Alliance South Africa
Jubilee South Africa South Africa
Centre for Civil Society South Africa
Timberwatch Coalition South Africa
Ecologistas en Accion Spain
Proyecto Gran Simio (GAP(PGS-España) Spain
Bruno Manser Fund Switzerland
Pro Natura / FoE Switzerland Switzerland
Envirocare Tanzania Tanzania
Thai Climate Justice Working Group Thailand
Bogazici Members Comsumer Cooperative Turkey
Gaia Foundation UK
Permaculture Association UK UK
Biofuelwatch UK
The Corner House UK
Global Witness UK
Acton Allotment Association UK
EcoNexus UK
Grupo Guayubira Uruguay
Oakland Institute USA
Dogwood Alliance USA
Biofuelwatch USA
Moana Nui Action Alliance USA
SustainUS USA
Responsible Investment at Harvard Coalition USA
ForestEthics USA
Rainforest Relief USA
Lutheran Development Service Zimbabwe Zimbabwe
FoodMattersZimbabwe Zimbabwe
Particiatory Ecological Land Use Management (PELUM) Zimbabwe
AZTREC Zimbabwe
Practical Action Southern Africa Zimbabwe
Intercultural Resources
Maendeleo Endelevu Action Program
Asociaciación DOMITILA HERNANDEZ FADEMUR CANARIAS

Acciones