Mouvement mondial pour les forêts tropicales

India: Las plantaciones de jatrofa destruyen los medios de vida de las comunidades locales pobres

Los planes para establecer plantaciones de jatrofa destinada a la producción de biodiésel se basan en la supuesta disponibilidad de tierras “estériles y degradadas” en el país. En el gobierno existe la creencia de que hay vastas superficies dentro de los bosques que son tierras yermas -incluidos los bosques degradados, las pasturas y praderas y los bosques ralos- y que podrían ser usados para plantar jatrofa.

Las comunidades locales e indígenas cuestionan el criterio de tierras estériles y degradadas. Por ejemplo, muchos ecosistemas áridos y semiáridos han sido clasificados como “estériles y degradados”, a pesar de que dichas áreas a menudo están habitadas y son utilizadas por las comunidades que, por su parte, no las consideran estériles ni degradadas. Cuando estas tierras son clasificadas como tales, quedan expuestas a las plantaciones de jatrofa o a otros supuestos “mejoramientos de la tierra” a los cuales se opone fuertemente la comunidad afectada.

Para lograr sus ambiciosos objetivos de plantaciones de jatrofa, gobiernos estatales como el de Chhattisgarh, prácticamente dieron carta blanca a la Corporación para el Desarrollo Forestal (CDF) y al departamento forestal (DF) y les dejaron la vía libre para llevar a cabo sus planes. Tanto los funcionarios de la CDF como los del DF comenzaron a plantar indiscriminadamente árboles jóvenes de jatrofa en cualquier terreno –fuera boscoso, no boscoso o en disputa– al que pudieron echar mano, a menudo por la fuerza, provocando graves violaciones de los derechos de las vulnerables comunidades forestales, tribales y los Dalits [los “intocables” del sistema de castas], y afectando severamente su derecho al sustento.

Durante la segunda mitad de 2007, cientos de familias tribales que vivieron por generaciones en los bosques de Chhattisgarh fueron desplazadas de sus tierras cultivables por el departamento forestal, y se plantó jatrofa en sus tierras por la fuerza. “Hubo incidentes de plantación forzada de jatrofa por parte del departamento forestal en por lo menos cinco distritos: Kawardha, Bilaspur, Korba, Kanker y Rajnandgaon,” declaró Pravin Patel, de Tribal Welfare Society.

Los Baiga son un grupo indígena que habita en las regiones boscosas de Chhattisgarh y Madhya Pradesh. Estas tribus viven en extrema pobreza; cultivan algunos alimentos básicos como la calabaza kodu, algo de lentejas y arroz cuando tienen acceso a tierras cultivables. Muchos de ellos se dedican a trabajos manuales y cuidan ganado.

Como lo describió Budhu Ram, de Baridih, en el distrito de Bilaspur, “los funcionarios forestales locales, normalmente los guardias forestales y sus ayudantes, acompañados por el Sarpanch (jefe del panchayat de la aldea), vienen con un gran rebaño de ganado que corre enloquecido sobre sus cultivos, pisoteándolos y destruyéndolos por completo. Luego esa tierra agrícola se planta por la fuerza con jatrofa”.

Esto es precisamente lo que sucedió en la aldea de Baridih, en Baigatola, el 7 de agosto de 2007, cuando un rebaño de 400 cabezas de ganado fue arreado hacia los campos de los Baigas, destruyendo los cultivos de kodu plantados en junio. Luego, en toda la zona se plantaron árboles jóvenes de jatrofa. Los Baigas opusieron resistencia, arrancaron los árboles y presentaron una demanda ante la policía local. Pero los Baigas, Bhils y Dalits de otras aldeas no tuvieron tanta suerte. Los aldeanos que protestaron en Belgahona, Konochara, Mithtu Nawagaon y Kekradihi fueron golpeados por los guardabosques y arrestados por la policía. En el proceso, más de 150 familias perdieron las tierras de cultivo que eran su único medio de subsistencia.

La historia se repite en los bosques de los distritos de Kanker y Bastar. Según Ratneshwar Nath, de Parivartan, una ONG que trabaja entre las tribus de los distritos de Kanker y Bastar, al menos 355 familias de 27 aldeas fueron afectadas y desplazadas por la plantación forzada de jatrofa en sus tierras. “Más de mil setecientos acres de tierra que las tribus cultivaron por generaciones fueron arrebatados para plantar jatrofa”, dijo Ratneshwar.

Las visitas de campo y los informes de los medios indican que la plantación forzada de jatrofa en tierras tribales y de Dalits, en tierras comunitarias y en praderas, está aumentando en los demás distritos de Raipur, Dhamtari, Kabirdham, Durg, Rajnandgaon, Korba, Sarguja y Jashpur.

¡Y todo para alimentar autos!

Artículo basado en un informe aún no publicado, elaborado por Soupama Lahiri para Amigos de la Tierra Internacional. Por más información sírvase comunicarse con el autor del informe: lahiri2006@gmail.com.