Mouvement mondial pour les forêts tropicales

Fuerte protesta contra los planes del WWF de certificar la acuicultura industrial insostenible

El rápido crecimiento de la demanda mundial de camarón barato y salmón cultivado ha causado una considerable degradación de los bosques de mangle y otros ecosistemas costeros y la consiguiente pérdida de biodiversidad. Esta pérdida también destruyó los medios de vida de las comunidades locales y los pueblos indígenas de numerosas naciones del Sur global.

Sin cambiar el modelo de producción-comercialización-consumo, el Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF) planea crear un órgano de certificación para la producción industrial de camarones y salmón, la cual sólo serviría para “maquillar de verde” a la acuicultura industrial insostenible.

Más de 70 grupos ambientalistas y de derechos humanos de todo el mundo han expresado su indignación ante el planeado lanzamiento del Consejo de Administración de la Acuicultura del Fondo Mundial para la Naturaleza, en una carta enviada hoy a los principales miembros del WWF, la cual se reproduce a continuación:

 “Carta al WWF de 70 Redes de ONG Internacionales, Organizaciones e Individuos que se Oponen a la Formación del Consejo de Administración de la Acuicultura”

Los abajo firmantes, miembros de Organizaciones no Gubernamentales (ONG) y personas del mundo entero, estamos profundamente preocupados ante las intenciones del Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF) de formar el Consejo de Administración de la Acuicultura (ASC por su nombre en inglés). La fuerte oposición a esta iniciativa que se suma a muchas otras iniciativas recientes de certificación, se basa en años de experiencia de trabajo colectivo para contrarrestar los efectos negativos de la acuicultura industrial de camarones, salmones y otras especies marinas de peces carnívoros. Vemos el ASC como otro intento de una gran ONG internacional de formular un plan mal concebido para remediar los problemas de la acuicultura industrial insostenible. Las soluciones viciadas de este tipo no dan participación a las comunidades locales ni a los movimientos de organizaciones de base en el proceso de definir los pasos a seguir, excluyendo así a las personas más afectadas por las actuales agresiones de estas industrias a la salud de los océanos y la integridad costera.

Los actuales intentos del WWF y otros pretendidos certificadores no cuentan con el apoyo de las comunidades locales y los pueblos indígenas, la red global de ONGs, académicos y ciudadanos que aún reclaman una moratoria a la expansión de estas industrias socialmente negativas y ambientalmente destructoras.

Luego de examinar a fondo el mecanismo propuesto para fijar normas mundiales para la acuicultura industrial, nosotros, las ONG y los representantes de redes de ONGs regionales y organizaciones de Asia, América Latina, África, Europa y América del Norte, debemos mantener una postura firme contra estos sistemas de certificación. Creemos que estos intentos de certificación están orientados por la industria y los inversores, y no permiten que la opinión de la mayoría de los grupos afectados – comunidades locales y pueblos indígenas – influya efectivamente en este llamado proceso de “diálogo” y establecimiento de normas.

Las normas propuestas que definirán al Consejo de Administración de la Acuicultura parecen estar basadas principalmente en la defensa de sistemas insostenibles de producción acuícola abierta, ya sea de camarones, de salmones o de otras especies de peces, y no en sistemas más sostenibles de producción cerrada. Esto indica que el proceso del ASC sigue una dirección inapropiada y ambientalmente peligrosa.

Exigimos al WWF que suspenda su proyecto de formar el ASC y que inicie de inmediato diálogos reales y significativos con las comunidades afectadas y no sólo con la industria y un puñado de ONGs y de académicos. Sigue vigente la necesidad de establecer normas sociales estrictas, basadas en los derechos, y no sólo de realizar ajustes técnicos y ambientales iniciados en las granjas acuícolas. Aún falta el componente vital del diálogo con las comunidades locales y los pueblos indígenas, y sus voces siguen sin ser escuchadas en los círculos cerrados que ahora intenta formar el ASC. Los abajo firmantes nos unimos para declarar nuestra fuerte oposición al proceso del ASC.

(Ver la carta con firmas y comunicado de prensa, en inglés, en 
http://www.wrm.org.uy/deforestation/mangroves/aquaculturecertification.pdf
 )