Movimiento Mundial por los Bosques Tropicales

Organizaciones de Brasil, América Latina y de otros continentes entregan hoy cartas a la Comisión Técnica Nacional de Bioseguridad del Brasil

NOTA DE PRENSA – Para publicación inmediata

260 organizaciones del Brasil, América Latina y de otros continentes entregan hoy  cartas a la Comisión Técnica Nacional de Bioseguridad del Brasil (CTNBio), manifestándole su profunda preocupación e instando a la Comisión a no autorizar el pedido de la empresa FuturaGene, propiedad de Suzano, para plantar y comercializar eucalipto transgénico

Brasilia, 4 de setiembre de 2014.

Hoy en Brasilia un grupo compuesto por integrantes del Movimiento de Trabajadores sin Tierra (MST), del Movimiento de Pequeños Agricultores (MPA), de Via Campesina y  Terra de Direitos entregan dos cartas (1), en las cuales 260 grupos de más de 40 países exigen que la CTNBio rechace el pedido realizado por la empresa Suzano Papel e Celulose a través de FuturaGene, de liberación para uso comercial de árboles transgénicos.

Las cartas se entregaron durante una audiencia pública organizada por la CTNBio especialmente para tratar este pedido de Suzano/Futuragene (2). El interés de Suzano/FuturaGene es aumentar, con árboles transgénicos, la productividad de sus plantaciones de monocultivos de eucaliptos. La empresa argumenta que el nuevo árbol genéticamente modificado (GM) resultará en un aumento del 20% en la productividad y de esta forma, se elevará “la competitividad y las ganancias ambientales y socioeconómicas a través de mayor productividad, usando menos tierra y, por lo tanto, menos insumos químicos en general, con menor liberación de carbono, de forma tal que extensiones más grandes de tierra estarán disponible para la producción de alimentos o la conservación y aumentando la renta de los productores integrados”.

Sin embargo, las organizaciones y movimientos sociales argumentan en su carta que “Las empresas de plantación industrial de árboles hace mucho tiempo que prometen que las ganancias de productividad llevarían a un menor uso de la tierra. En el Brasil, por ejemplo, donde la productividad de las plantaciones de monocultivos de árboles por hectárea aumentó de 27 m3/há/año en los años 80 a 44 m3/há/año actualmente, el área cubierta por plantaciones creció, pasando de cerca de 4 millones de hectáreas al final de dicha década a más de 7,2 millones de hectáreas hoy en día. Históricamente, por lo tanto, no hay evidencias de que el aumento de la productividad haya llevado a la ocupación de menos tierra por plantaciones industriales de árboles en el Brasil.”

João Pedro Stédile del MST afirma que “las plantaciones de millones de hectáreas de monocultivos de árboles en el Brasil y su continua expansión para la obtención de celulosa de exportación es uno de los principales obstáculos para que la lucha por la reforma agraria en el país avance”.

Marciano Silva del MPA complementa que: “es de suma importancia resaltar que la tecnología que se debate en la CTNBio (reducción del contenido de lignina en los árboles) es muy peligrosa por causa del flujo genético, que transportará el polen a cultivos destinados a la producción de madera, pudiendo causar diversos problemas, como la muerte de abejas; perjudicando la polinización natural y consecuentemente la producción agrícola, con pérdidas biológicas (ambientales) y económicas”.

En relación al uso de agrotóxicos, la carta afirma que“ya se demostró que es falso el argumento usado por el lobby de la tecnología GM, de que la introducción de estos cultivos –como soja y maíz- resulta en un menor uso de pesticidas y fertilizantes. No hay razón plausible para esperar que el uso de “insumos químicos”, incluyendo agrotóxicos, disminuya como resultado de la plantación de árboles GM. Por el contrario, aumentará con la creciente ocupación del suelo que está planificada y la intensificación de los ciclos de cultivo y consecuente agotamiento de la tierra y de los nutrientes.”

Ivonete Gonçalves, coordinadora de la ONG CEPEDES de Bahía, dijo que “Infelizmente el Brasil ya es el principal consumidor mundial de agrotóxicos, ocasionando cientos, sino miles de víctimas por año, aumentando la presión sobre los ya insuficientes servicios de salud pública. Expandir el modelo del monocultivo de eucalipto con árboles transgénicos significa agravar la contaminación de la tierra, del agua y aumentar el número de comunidades campesinas expulsadas de sus tierras.

Según lo que dispone la legislación nacional, el Consejo Nacional de Bioseguridad (CNBS) debe realizar análisis de los impactos socioeconómicos derivados de la posible liberación comercial de árboles transgénicos antes de cualquier decisión final sobre el tema. En este sentido, André Dallagnol, abogado de la ONG Terra de Direitos dijo que “un análisis serio, basado en el principio de precaución y que tome en cuenta los impactos ambientales aliados a los socio-económicos, mostraría inmediatamente que la liberación de árboles transgénicos perjudicará todavía más al pueblo brasileño, especialmente en el campo, ya afectado por el modelo del agronegocio.

La amenaza de la liberación de árboles transgénicos en el Brasil y de otro proceso de liberación parecido que ocurre simultáneamente en los Estados Unidos constituye una alerta no solamente para las Américas, sino para los pueblos de los muchos países del mundo donde grandes empresas aplican este modelo de producción en base a monocultivos en gran escala. La industria será la principal en beneficiarse con esta nueva técnica peligrosa, mientras las comunidades que ya sufren los impactos negativos de los monocultivos de árboles pagarán una vez más los costos sociales, ecológicos y económicos de la opción de que la industria de la silvicultura “juegue” con la naturaleza, sin que sepa evaluar con seguridad los impactos a mediano y largo plazo para los árboles y bosques nativos” afirmaTeresa Pérez, integrante del Movimiento Mundial por los Bosques Tropicales

 

Por entrevistas de prensa:

– André Dallagnol, Terra de Direitos, Brasil. Tel: +55 (041) 3232-4660 // + 55 (041) 9736-7661.

– Marciano Silva, MPA, Brasil. Tel: + 55 61 9681-6747.

– Ivonete Gonçalves, CEPEDES. Brasil.  Tel: + 55 73 8161 8259 // +55 73 9174 5918

– Oficina del MST, Sector de comunicaciones Brasil. Tel + 55 61-32260273

– Teresa Pérez, Movimiento Mundial por los Bosques Tropicales, Uruguay.  Tel: +598 24132989 // + 598 2 4100985

 

Notas:

1- Las cartas que fueron entregadas están disponibles en:

– Carta abierta a la Comisión Técnica Nacional sobre Bioseguridad de Brasil

http://wrm.org.uy/es/todas-las-campanas/carta-abierta-a-la-comision-tecnica-nacional-sobre-bioseguridad-de-brasil/

– Statement in Support of the “Open Letter to CTNBio” (solamente disponible en inglés)

http://wrm.org.uy/es/acciones-y-campanas/statement-in-support-of-the-open-letter-to-ctnbio/

2- Edicto de la audiencia disponible en:
http://www.ctnbio.gov.br/index.php/content/view/4581.html

Sin comentarios

Trackbacks/Pingbacks

  1. Brésil: des organisations brésiliennes ont remis une lettre contre l’utilisation commerciale d’eucalyptus transgéniques par Suzano, mais elles n’ont pu le faire qu’à la fin de l’audience publique | WRM en français - […] Les organisations brésiliennes signataires d’une lettre contre l’approbation de cette demande (voir ici la lettre), et près de 260…
  2. Brasil: organizaciones brasileñas entregan carta contra uso comercial del eucalipto transgénico por parte de Suzano, pero solo pudieron hacerlo después de la audiencia pública | WRM en español - […] organizaciones brasileñas que firmaron una carta-denuncia contra la aprobación de este pedido (Ver la carta aquí), junto con aproximadamente…