Movimiento Mundial por los Bosques Tropicales

ÁRBOLES TRANSGÉNICOS – Las plantaciones de eucaliptos transgénicos amenazan a comunidades y bosques del mundo entero

En Estados Unidos, el Departamento de Agricultura (USDA), que supervisa la aprobación y la comercialización de los organismos genéticamente modificados, o transgénicos, en el país, acaba de iniciar un proceso de legalización del primer árbol forestal transgénico, un eucalipto híbrido que tolera las heladas. Sin embargo, esto no sólo tendrá impacto en los bosques y comunidades de EE.UU. sino del mundo entero.

Entre el USDA y Monsanto, la tristemente célebre empresa líder de los transgénicos, hay un intercambio permanente: muchos empleados del USDA trabajaban antes para Monsanto. Como resultado, el USDA nunca rechazó las plantas transgénicas que dicha industria le ha presentado para su aprobación comercial.

En enero de 2011, la compañía de árboles transgénicos ArborGen solicitó al USDA autorización para vender miles de millones de clones de eucaliptos genéticamente modificados resistentes a la helada, para realizar grandes plantaciones en Carolina del Sur, Georgia, Florida, Alabama, Mississippi, Luisiana y Texas.

ArborGen también tiene muchos empleados que vienen de Monsanto. Su ex directora general, Barbara Wells, fue anteriormente jefa de la División Soja GM RoundUp Ready de Monsanto en Brasil, durante 18 años.

Hace poco tiempo, el USDA comenzó a aceptar comentarios del público sobre una Declaración de Impacto Ambiental (EIS) referente al pedido de autorización presentado por ArborGen para comercializar eucaliptos transgénicos. Ésta es la primera vez que el USDA prepara una EIS completa sobre una planta transgénica sin haberse visto obligado a hacerlo en el marco de una demanda. Esto indica que el USDA sabe que los eucaliptos transgénicos tendrán impactos considerables y peligrosos sobre el medio ambiente.

Sin embargo, dicha declaración de impacto ambiental es también el primer paso del proceso del USDA para la aprobación de los eucaliptos transgénicos.

Petardos vivientes

Ya se ha constatado que los eucaliptos son una especie invasora en California y Florida. ArborGen los ha modificado para que toleren las heladas, permitiéndoles sobrevivir en temperaturas de hasta 9º C, con lo cual aumenta enormemente el área que pueden invadir. Debido a su carácter invasor, The Charlotte Observer los llamó “los kudzus de la década de 2010”. El kudzu es una planta trepadora de triste fama que fue introducida en EE.UU en 1876 y que actualmente ha invadido más de tres millones de hectáreas en los mismos Estados donde se planea realizar plantaciones de árboles transgénicos. Cubre completamente el paisaje, asfixiando la vegetación existente y recubriendo toda estructura que encuentra en su camino.

Ahora bien, hay una diferencia importante entre los eucaliptos invasores y las plantas de kudzu invasoras: los eucaliptos son muy inflamables. Se les ha llamado “petardos vivientes” debido a su explosiva inflamabilidad en momentos de sequía.

Un incendio de eucaliptos de carácter catastrófico que estalló en Australia en 2009, se desplazó a más de 100 kilómetros por hora y mató a 200 personas.

Las plantaciones de eucaliptos agotan el agua subterránea y pueden incluso agravar las sequías. El Servicio Forestal de EE.UU. señala que los eucaliptos transgénicos consumirán el doble de agua que los bosques nativos.

Desiertos verdes

Los eucaliptos transgénicos no nativos no constituyen un hábitat para la fauna. Las especies amenazadas o en peligro de extinción podrían desaparecer si se cubren millones de hectáreas con plantaciones de eucaliptos transgénicos.

En Brasil, las plantaciones de eucaliptos son llamadas “desiertos verdes” porque aniquilan la biodiversidad.

Los eucaliptos transgénicos aún no han sido legalizados. Podemos poner fin a esa catástrofe ambiental irreversible antes de que ocurra, pero debemos actuar ya.

Esos árboles “Frankenstein” no amenzan sólo a los EE.UU. Si se perfeccionan allí los eucaliptos transgénicos, se los podría exportar al mundo entero. Al ser resistentes a las heladas, podrían crecer donde los eucaliptos convencionales no pueden hacerlo. Así, el desastre de las plantaciones de eucaliptos se propagaría más al norte, más al sur y a mayor altura, llegando a ecosistemas y comunidades aún no afectadas.

¿Por qué crear eucaliptos transgénicos? En EE.UU., la principal razón es la producción de biomasa, para quemarla y generar electricidad. Otra parte será transformada en combustible líquido. Rubicon (la casa matriz de ArborGen) está previendo vender 500 millones de plantas de eucalipto por año para plantaciones de bioenergía en todo el sur de EE.UU.

En el Reino Unido, las centrales eléctricas a hulla están siendo transformadas para que usen madera. Buena parte de la madera que quemarán será importada de EE.UU. y otros lugares. Bosques y comunidades están siendo amenazados por proyectos de transformación de la madera en electricidad, con el pretexto de que se trata de una “energía renovable”.

El rápido incremento de la demanda de la llamada “bioenergía” ya está provocando en todo el mundo un acaparamiento masivo de tierras, expulsando a las comunidades para abrir el paso a plantaciones de palma aceitera, jatrofa, soja y otros monocultivos. Con el agregado de las plantaciones de eucaliptos transgénicos para bioenergía a base de madera, este acaparamiento no podrá más que intensificarse, amenazando algunos de los últimos bosques que quedan y a las comunidades que de ellos dependen. Es indispensable evitarlo.

A fines de este mes de mayo, nos enfrentaremos a la industria de los árboles transgénicos en la Conferencia sobre Biotecnología de Árboles que se realizará en Asheville, NC. Se trata de un encuentro mundial bianual de investigadores, representantes de la industria y estudiantes, que se reúnen para avanzar en materia de biotecnología aplicada a los árboles. Estamos organizando una serie de protestas, seminarios, conferencias de prensa y otros eventos para sensibilizar al público en general sobre los peligros de los árboles transgénicos, y para recordar a los investigadores que esa peligrosa investigación concita una oposición pública generalizada.

Para saber más sobre la campaña y para firmar como organización nuestro llamado a la prohibición mundial de la comercialización de árboles transgénicos, sírvase visitar http://nogetrees.org.

Anne Petermann, Global Justice Ecology Project, globalecology@gmavt.net,http://globaljusticeecology.org

Ver también los comentarios enviados por el WRM a las autoridades estadounidenses para que no liberen el eucalipto transgénico tolerante a heladas (ver en inglés: http://wrm.org.uy/other-relevant-information/comment-by-the-world-rainforest-movement-on-the-petition-of-arborgen-inc-seeking-a-determination-of-nonregulated-status-for-freeze-tolerant-eucalyptus/)