Movimiento Mundial por los Bosques Tropicales

Filipinas: intentos de socavar la resistencia local contra la minería

La provincia de Palawan posee el bosque mejor conservado y más ecológicamente diverso de Filipinas, habitado por comunidades indígenas vulnerables, algunas de ellas viviendo en aislamiento parcial.

Esta región se ve amenazada por empresas mineras como MacroAsia, Ipilan Nickel Mining Corporation y LEBACH, que han penetrado en zonas protegidas y territorios indígenas para excavar pozos de prueba y hacer profundas perforaciones en busca de níquel. Además, Rio Tuba Nickel Mining Corporation (RTNMC) ha construido, en el sur de Palawan, rutas que socavan la integridad de la cordillera de Bulanjao, uno de los más preciados sitios de biodiversidad en el sur de Palawan, mientras que Citinickel, Berong Nickel y otras empresas mineras asociadas al grupo canadiense MBMI también amenazan al bosque de la región (ver Boletín Nº 165 del WRM).

La resistencia de las comunidades de Palawan contra las compañías mineras ha sido continua; hace más de un año, la red ALDAW (Ancestral Land/Domain Watch) organizó una petición al presidente de la República de Filipinas (http://www.petitiononline.com/PA2010/petition.html) para reclamar que se detuviera la actividad minera en el bosque de Palawan (así como las plantaciones de palma aceitera), insistiendo particularmente sobre la situación de los pueblos indígenas. Por su parte, el movimiento Save Palawan acaba de organizar una campaña similar (http://no2mininginpalawan.com/) para obtener 10 millones de firmas contra la minería en Palawan. Actualmente se está pidiendo el apoyo a ambas peticiones.

Recientemente, MacroAsia Corporation (MAC) hizo una demostración de cómo las grandes compañías mineras tratan de manipular a la oposición. Tienen poder y dinero, y los usan para “dividir para reinar” socavando la cohesión social, las redes de solidaridad y en última instancia la capacidad de las comunidades para oponerse a los intereses mineros en un esfuerzo concertado y coordinado.

La red ALDAW ha denunciado que 30  líderes tribales “falsos”, a los que se llamó “caciques”, han sido sobornados por la compañía minera MAC y nombrados por la Comisión Nacional sobre Pueblos Indígenas (NCIP) para que apoyen a dicha empresa, a pesar de la opinión contraria de la mayoría de los pueblos indígenas que serán impactados directamente por la minería.

ALDAW denuncia que, con la creación de estos “líderes tribales” ‘ad-hoc’, NCIP y MAC han ignorado descaradamente los procesos locales de toma de decisiones, tradicionalmente facilitados por ancianos y líderes tradicionales y que son reconocidos y respetados por sus respectivas comunidades.

Recientemente, ALDAW ha facilitado la organización de una misión compuesta por representantes genuinos de las comunidades indígenas de Palawan quienes viajaron a Manila llevando a la NCIP sus opiniones y reclamos, con el fin de rebatir los testimonios inventados de los falsos caciques tribales (ver los recientes comunicados de prensa – en inglés – en http://newsinfo.inquirer.net/12798/palawan-tribal-folk-hit-use-of-fake-leadershttp://lopezlink.ph/csr/1920-indigenous-people-say-no-mining-in-brookes-point-palawan, y http://www.philstar.com/Article.aspx?articleId=694390&publicationSubCategoryId=63).

Hasta ahora, las negociaciones de la delegación de Palawan con la nueva presidenta de NCIP (Zenaida Brigida Hamada-Pawid) y otros representantes del gobierno, han sido exitosas. Esto ha traído nuevas esperanzas de que la decisión final de NCIP sea no aprobar los llamados “certificados de precondiciones” para esas empresas mineras que invaden tierras indígenas ancestrales.

Artículo basado en información y comentarios suministrados por ALDAW y en su comunicado de prensa “Indigenous Palawan Leaders Soon To Confront The National Commission On Indigenous Peoples (NCIP) In Manila”, correo electrónicoaldaw.indigenousnetwork@gmail.com.