Movimiento Mundial por los Bosques Tropicales

Indonesia: Pueblos Indígenas se oponen a plantaciones de acacia en sus tierras tradicionales

Los indígenas de Teluk Meranti, en la península de Kampar, Riau, Sumatra, se resisten a los intentos de una empresa de papel y celulosa de apoderarse de sus tierras.

Riau Andalan Pulp and Paper (RAPP), una empresa plantadora de madera para celulosa, propiedad del gigante del papel y la celulosa APRIL, obtuvo en principio los permisos para establecer plantaciones de acacia sobre 45.000 hectáreas de bosque pantanoso de turbera en la península de Kampar, provincia de Riau, Sumatra. El objetivo de RAPP es llegar a establecer 150.000 hectáreas de plantaciones de acacia formando un anillo alrededor de las 700.000 hectáreas de la península, en bosques de turbera que son de propiedad tradicional y están manejados por una decena de comunidades indígenas.

Los permisos de RAPP abarcan los bosques de turbera que son territorio tradicional de la comunidad indígena de Teluk Meranti. Si las plantaciones de acacia se desarrollan en sus tierras, la comunidad de Teluk Meranti perderá una fuente de sustento esencial, ya que utilizan la zona para obtener pescado, camarones, caza menor, materiales de construcción y productos no madereros. RAPP planea comenzar a eliminar los bosques este año.

En junio, la comunidad de Teluk Meranti envió una carta a la compañía RAPP/APRIL declarando que rechazan la presencia de la empresa en sus tierras. Lo hicieron “tomando en cuenta las siguientes consideraciones:

1. La tierra debe conservarse para el futuro de nuestros nietos.

2. Las experiencias en otras aldeas de los alrededores y en diversas áreas donde la empresa RAPP ha operado, indican que tuvieron impactos negativos sobre los derechos de la población local.

3. Esto causó la pérdida de tierras agrícolas y hortícolas que pertenecían a la comunidad.

4. La comunidad perderá su fuente de sustento (económico, social y cultural) pues el bosque será convertido en una plantación industrial de madera.”

Esta comunidad tiene derechos sobre esta tierra porque, como lo especificaron en su carta: “Nosotros, la comunidad de Teluk Meranti, hemos habitado y utilizado esta zona de manera prudente y tradicional desde mucho antes de la independencia de Indonesia”.

La carta, firmada por 82 miembros de la comunidad, especificaba la intención de la comunidad de “evitar en el futuro problemas desagradables”. Se envió copia de la carta a las autoridades más importantes del país, incluido el Ministerio de Bosques y diferentes Comisiones de la Cámara de Representantes.

Scale Up, una organización local que ahora ayuda a la comunidad a preparar un mapa de su territorio tradicional, recibió recientemente la solicitud por parte de los líderes comunitarios de contactar a grupos nacionales e internacionales y pedirles su apoyo en la lucha para evitar que RAPP destruya sus bosques de turbera.

Como resultado de ello, el 17 de agosto 26 organizaciones de Asia, Europa y las Américas enviaron una carta conjunta a la empresa, exhortándola a respetar la decisión de la comunidad de rechazar la presencia de la empresa en sus tierras. En su carta recuerdan a la empresa que “la Declaración de Derechos de los Pueblos Indígenas de las Naciones Unidas incluye el derecho de los pueblos indígenas de rechazar lo emprendimientos de “desarrollo” que puedan afectar sus tierras tradicionales”. Copias de dicha carta fueron enviadas a la comunidad, las autoridades, la prensa y los clientes de RAPP.

Esperamos que las autoridades indonesias hagan algo para asegurar el respeto de los derechos de los indígenas de Teluk Meranti, y que intervengan para detener las plantaciones de acacia en sus tierras.

Artículo basado en información enviada por Patrick Anderson. Sírvase contactar al WRM para obtener su dirección de correo electrónico.