Movimiento Mundial por los Bosques Tropicales

¿Qué hay de malo en plantar árboles? El nuevo impulso para expandir las plantaciones industriales de árboles en el Sur Global

Esta publicación del WRM busca alertar a grupos comunitarios y activistas sobre una nueva ola de expansión de las plantaciones industriales de árboles promovida por las empresas. También revela por qué plantar árboles a una escala tan grande puede ser extremadamente perjudicial, a pesar de las seductoras campañas de marketing que afirman que estas plantaciones serán o podrían ser una “solución” a la crisis climática.

>> Descargue la publicación para leer online

>> Descargue la publicación para imprimir (2 páginas por hoja A4)

¿Qué hay de malo en plantar árboles? ¿Acaso desde los albores de la civilización humana y en todo el mundo las comunidades no han estado plantando una diversidad de árboles?

Sí, es cierto, lo han hecho. Pero en tiempos más recientes, también las empresas han estado plantando árboles, especialmente en África, Asia y América Latina, y la forma en que lo hacen es muy diferente a la de las comunidades. Cubren enormes superficies con árboles de una sola especie, creando extensas plantaciones industriales – monocultivos -, desprovistas de biodiversidad.

Actualmente, estas mismas empresas planean iniciar una nueva ola de expansión masiva. Explotando la creciente conciencia pública y preocupación por el cambio climático, argumentan que las plantaciones de monocultivos son una excelente opción para ayudar a resolver algunos de los problemas más urgentes del mundo: la pérdida de bosques, el calentamiento global y la dependencia de los combustibles fósiles (petróleo, carbón y gas).

El argumento de las empresas es que las plantaciones alentarán la “restauración de los bosques”, que pueden servir como una “solución” natural a la emergencia climática, o que ayudan a fomentar una “bioeconomía”. Pero la verdad lisa y llana es que las industrias involucradas quieren más plantaciones simplemente para aumentar sus márgenes de ganancia. Y otras industrias y contaminadores también utilizan argumentos engañosos de ese tipo para ocultar su contribución a una cada vez más grave crisis social y ambiental del planeta.

En esta publicación, el WRM tiene como objetivo alertar a grupos comunitarios y activistas sobre una nueva ola de expansión de las plantaciones industriales de árboles promovida por las empresas. También revela por qué plantar árboles a una escala tan grande puede ser extremadamente perjudicial, a pesar de las seductoras campañas de marketing que afirman que estas plantaciones serán o podrían ser una “solución” a la crisis climática.

>> Descargue la publicación para leer online

>> Descargue la publicación para imprimir (dos páginas por hoja A4)