Movimiento Mundial por los Bosques Tropicales

Brasil: Los innumerables problemas en torno a la empresa Suzano

Brasil_Suzano

A fines de 2013, la organización internacional Biofuelwatch, junto con el WRM y la ONG brasileña CEPEDES, publicó un caso de estudio sobre el proyecto de plantaciones de eucalipto para energía de biomasa de la empresa brasileña Suzano Papel e Celulose, en el estado de Maranhão, nordeste del Brasil (1). El presente artículo tiene como objetivo actualizar las informaciones sobre el contexto de dicho proyecto, uno de los primeros – no solamente en Brasil, sino también en América Latina – en promover plantaciones de eucaliptus específicas para biomasa. La Unión Europea, en su búsqueda de alternativas energéticas para su altísimo consumo de combustibles fósiles, será el probable destino de los pellets de madera (wood pellets) de Suzano.

El estudio del 2013 sobre las plantaciones de Suzano dejó en evidencia, entre otras cosas, graves conflictos por la tierra entre comunidades tradicionales de la región de Baixo Parnaíba, en el estado de Maranhão, y la empresa. El estudio demostró también que la empresa practicó deforestación en un área que es de transición entre la selva Amazónica y el cerrado o sabana brasileña, la cual cuenta con una biodiversidad muy peculiar y con una importancia inmensurable para la sobrevivencia de las comunidades tradicionales locales.

Desde entonces, una noticia que se destaca en relación con la empresa Suzano y sus plantaciones de eucalipto fue la solicitud de permiso a las autoridades brasileñas para plantar, a escala comercial, un eucalipto transgénico desarrollado por la empresa de biotecnología FuturaGene, de la propiedad de Suzano. De ser aprobado, será el primer permiso para la plantación comercial de árboles transgénicos con el objetivo de obtener madera, no solo en Brasil sino en toda América Latina, y el segundo después de China (vea más sobre los principales problemas con los árboles transgénicos en el Boletín 206 y en el sitio web del WRM). En setiembre de 2014, en una audiencia pública sobre el pedido de Suzano en Brasilia, dos cartas contrarias a la autorización se entregaron a la Comisión Técnica Nacional de Bioseguridad (CTNBio). Las cartas estaban firmadas por centenares de organizaciones y movimientos sociales brasileños e internacionales (2). La CTNBio debe tomar su decisión final en 2015, después que Suzano termine su informe sobre los experimentos de campo. Mientras tanto, la Campaña global “Detengan los árboles transgénicos” envió una carta a la dirección del Consejo de Manejo Forestal (FSC) cuestionando una vez más el – ya muy criticado – sello de certificación. El objetivo de la carta es que el FSC aplique uno de los pocos criterios que no favorecen a las empresas de plantaciones industriales de árboles – el no permitir árboles transgénicos en sus áreas certificadas – recordando que buena parte de las 350 mil hectáreas de plantaciones de Suzano ya fue certificada por el FSC (3)

Suzano alega que el principal objetivo de promover la plantación de árboles transgénicos es la de aumentar la productividad, o sea, la competitividad. Esto tiene sentido dentro de un contexto en el que la creciente demanda por biomasa de madera (pellets) para la producción de energía en Europa todavía se suministra, en su gran mayoría, por empresas del sur de Estados Unidos, donde hay un gran stock disponible de madera oriunda de plantaciones.  El resto de los pellets viene de países como Canadá y Rusia. Solo entre 2012 y 2013, las importaciones de pellets de madera desde Europa aumentaron de 8,5 a 11,3 millones de toneladas, mientras que las exportaciones desde Estados Unidos hacia Europa crecieron en 50%, de 1.9 a 2.9 millones de toneladas. (4)

Otro problema constatado recientemente en relación a Suzano es la pulverización aérea de agrotóxicos. El caso de estudio mencionado arriba de 2013 mostró indicios del uso de este método – poco común hasta ahora – en los monocultivos de árboles. En dicha oportunidad, un avión pulverizador estaba sobrevolando y aterrizó en las plantaciones de eucalipto de Suzano. Aparentemente se encontraba trabajando y aplicando productos en las plantaciones de eucaliptos. Recientemente, un diario local del estado de Bahía denunció la aplicación aérea de agrotóxicos por parte de la empresa Suzano en la región de Mucuri y los riesgos que esto acarrea en la salud humana. El artículo cita un estudio académico de una universidad federal brasileña para señalar los graves impactos de este método considerado “más eficiente” por las empresas: la contaminación de ríos, lagos y lagunas cercanas a las áreas de aplicación, la contaminación de la lluvia a través de la evaporación del veneno y las intoxicaciones crónicas de personas que viven en la región donde se produce la pulverización, resultando en enfermedades, sobre todo cáncer. (5)

Otra noticia relevante es la inauguración de la nueva fábrica de celulosa de Suzano en Maranhão, en marzo de 2014, con una capacidad productiva de 1,5 millones de toneladas al año. (6)  Para dar salida a esa producción y también a la futura producción de pellets del proyecto de plantaciones para biomasa, Suzano buscó tener un puerto de exportación propio en una localidad cercana a la ciudad de São Luís. Pero, a medida en que el proyecto empezó a implementarse quedó en evidencia que afectaría seriamente a las familias de la comunidad de Cajueiro, que habitan el área desde hace años, sobreviviendo de la pesca y recolección de mariscos. Frente a la amenaza de expulsión, los habitantes se movilizaron para resistir y defender sus derechos, incluso proponiendo la creación en el área de una reserva de extracción en beneficio permanente de las comunidades. (7) En octubre de 2014, la Defensoría Pública del Estado consiguió una medida cautelar que paralizó la licencia ambiental del proyecto del puerto. La Defensoría calificó el retiro de las personas por parte de la empresa privada responsable por la construcción del puerto como una práctica de remoción forzosa – una violación de la ley. Pero aun así, la empresa ha atemorizado a los miembros de la comunidad. Ellos denuncian las constantes amenazas que reciben por parte de milicias armadas para que abandonen el área. Debido a la resistencia de los habitantes, la Secretaria de Medio Ambiente canceló la audiencia pública sobre el licenciamiento de la obra prevista para octubre de 2014. (8) En noviembre, Suzano se distanció del conflicto instalado en torno al proyecto, declarando el no tener ningún tipo de relación con la empresa que ejecuta el emprendimiento y haber abandonado el proyecto del puerto. Esto, a pesar de que la gobernadora del Estado expropió en 2011 un área en la comunidad de Cajueiro únicamente a favor de la empresa Suzano. Mientras tanto, la violencia continúa y hasta final de diciembre, 16 casas fueron derrumbadas en la comunidad (9).

Nuevos problemas y conflictos envuelven a Suzano en el estado de Maranhão y en otros estados de Brasil. Con una fábrica de celulosa más en funcionamiento, la empresa busca seguir creciendo y, en consecuencia, avanza con sus plantaciones sobre territorios habitados y utilizados por comunidades. La lógica empresarial, con su “hambre” insaciable de tierras, siempre generará conflictos con las comunidades locales que dependen de sus territorios para sobrevivir, mientras que incentivará la deforestación, la contaminación y la degradación ambiental de la región.

Pero no todo son malas noticias sobre la actuación de la empresa Suzano en el estado de Maranhão. A finales de 2014, el Instituto Federal de la Reforma Agraria (INCRA) expropió dos áreas en el municipio de Chapadinha, y el Instituto de Tierras de Maranhão (ITERMA) regularizó otras dos en los municipios de Santa Quitéria y Urbano Santos. Todas son áreas que pertenecen a comunidades tradicionales y que estaban en la mira de Suzano. Cabe recordar que se trata de reivindicaciones de comunidades que habían sido apoyadas en una acción de solidaridad, con una petición, por motivo del 21 de setiembre de 2013, Día Internacional de la lucha contra los monocultivos de árboles. La petición fue articulada internacionalmente por el WRM junto a su red de apoyo y suscrita también por la organización alemana “Salva la Selva” y su red, resultando en miles de firmas en defensa de las comunidades de Maranhão y de su legítima lucha por la regularización de su territorio.

Esta buena noticia nos motiva a seguir apoyando la lucha por la tierra y la sobrevivencia de las comunidades. En este año 2015, esperamos que otras comunidades también conquisten sus derechos territoriales para que puedan usufructuar y cuidar sus territorios para siempre, en vez de que sean degradados por los monocultivos de árboles transgénicos que solo buscan el lucro y amenazan la sobrevivencia de las comunidades y de la biodiversidad.

Winnie Overbeek, winnie@wrm.org.uy
Secretariado Internacional del Movimiento Mundial por los Bosques Tropicales
(1) http://wrm.org.uy/wp-content/uploads/2013/11/Plantacoes_de_eucalipto_para_energia_O_Caso_da_Suzano.pdf
(2) http://wrm.org.uy/pt/acoes-e-campanhas/organizacoes-do-brasil-america-latina-e-de-outros-continentes-entregam-hoje-cartas-a-comissao-tecnica-nacional-de-bioseguranca-do-brasil/
(3) http://wrm.org.uy/pt/artigos-do-boletim-do-wrm/secao2/a-campanha-parem-as-arvores-transgenicas-exige-que-o-fsc-mantenha-as-arvores-transgenicas-fora/
(4) http://faostat3.fao.org
(5)
(6) http://www.suzano.com.br/portal/suzano-papel-e-celulose/suzano-na-imprensa-detalhes-216.htm
(7) http://territorioslivresdobaixoparnaiba.blogspot.com.br/2014/10/defensoria-pede-suspensao-de.html
(8) http://territorioslivresdobaixoparnaiba.blogspot.com.br/2014/10/sema-cancela-audiencia-do-porto-da.html
(9) http://territorioslivresdobaixoparnaiba.blogspot.com.br/2014/12/a-milicia-da-wpr-contra-comunidade-do.html