Movimiento Mundial por los Bosques Tropicales

¡Las comunidades de los bosques de la India necesitan tu apoyo urgente!

¡Necesitamos tu urgente apoyo! ¡Más de un millón de personas en riesgo de ser desalojadas de sus tierras y bosques en India! Firma la carta que se enviará a la Corte Suprema y al primer ministro de la India para exhortarlos a detener esta injusticia.

Foto: Focus on the Global South

El 13 de febrero de 2019 la Corte Suprema de la India aprobó una orden judicial instruyendo a los gobiernos de los estados a desalojar a aquellas comunidades cuyos reclamos de habitar en sus bosques no hayan sido reconocidos bajo la Ley de Derechos de los Bosques (Forest Rights Act, FRA). Los desalojos se llevarían a cabo en los próximos cuatro meses y afectarían a más de un millón de personas que dependen de los bosques. Pero tras la movilización de los movimientos de los bosques en contra de la orden judicial, el 28 de febrero, la Corte Suprema suspendió los desalojos hasta la próxima audiencia que se realizará el 24 de julio de 2019. Hasta entonces, los gobiernos de los estados que hayan rechazado reclamos deberán reportar en el proceso adoptado. Esta última decisión resulta de la apelación del Gobierno de la India para modificar la orden anterior.

Mientras que la última orden de la Corte trae consigo una pizca de alivio para las comunidades de los bosques en India, esta de ninguna manera elimina la amenaza.

La Ley de Derechos sobre los Bosques (más conocida como FRA – Forest Rights Act), que entró en vigor en 2008, es una ley fundamental que reconoce muchos derechos de los Adivasis (pueblos indígenas) y otras comunidades tradicionales que dependen de los bosques. También empodera a las instituciones de las comunidades, los Gram Sabbhas, a gobernar sus propios bosques así como otros bosques de los que dependen.

Desde su aprobación, el FRA y por lo tanto los derechos de millones de personas que dependen de los bosques en India, han sido sistemáticamente atacados. A pesar de que muchas comunidades se presentaron para que se les reconocieran sus derechos territoriales, el estado indio no ha respondido a su debido tiempo con los procesos legales. Detrás de estos ataques y retrasos no sólo están los intereses corporativos de las industrias minera y forestal, por nombrar sólo algunas, sino también los intereses de la industria de la conservación. Algunas ONG conservacionistas se han opuesto a la Ley desde que se presentó el primer proyecto en 2005, con el objetivo de imponer un modelo de conservación que excluye a las comunidades que dependen de los bosques, quienes durante generaciones han custodiado y convivido con los bosques.

¡Las comunidades de los bosques de la India necesitan tu apoyo urgente!

Por favor, firma la carta que se enviará a la Corte Suprema y al primer ministro de la India para exhortarlos a detener esta injusticia.

La carta puede firmarse aquí:

¡Las comunidades de los bosques de la India necesitan tu apoyo urgente!

Está petición está cerrada.

Fecha de finalización: Apr 29, 2019

Firmas recogidas: 28

28 signatures

Para más información, véanse los comunicado de prensa del foro de movimientos de los bosques de India (All India Forum of Forest Movements, AIFFM) del 22 de febrero y del 28 de febrero.

Para más información sobre el FRA, véase el siguiente artículo.

En solidaridad,
El equipo del WRM

**********************************

Para:
Primer Ministro de la India, Sr Narendra Modi
Ministros de la Corte Suprema de la India

Los abajo firmantes escribimos para expresar nuestra profunda preocupación sobre la reciente orden de la Corte Suprema, emitida el 13 de febrero de 2019, que ordena el desalojo de millones de habitantes de los bosques. A pesar que la Corte suspendió esta orden el 28 de febrero, esto no elimina la amenaza contra las comunidades de los bosques.

El motivo que la Corte alega para estos desalojos es que los reclamos sobre sus tierras han sido denegados. Entendemos que este supuesto ha sido cuestionado por organizaciones en India, cuyos criterios apoyamos.

De aplicarse, esta decisión de la Corte no sólo conduciría a un nuevo y concertado ataque sobre los millones de habitantes de los bosques en India, de por sí ya bastante amenazados; pero también socavaría seriamente la histórica Ley de Derechos sobre los Bosques, un hito legislativo que permite que millones de Adivasis y habitantes de los bosques en India continúen siendo los guardianes de sus bosques. En particular, al instruir a los gobiernos de los estados a desalojar a los “habitantes de los bosques” en caso de un supuesto rechazo de la solicitud de reconocimiento de derechos, la Corte Suprema de la India elige ignorar la centralidad de los Gram Sabhas y su rol constitucional en todas los asuntos relacionados con el reconocimiento de los derechos sobre los bosques, incluyendo el rechazo de solicitudes.

Comprobamos con espanto que tanto el gobierno de la India como los gobiernos de varios estados fracasaron en defender la Ley en la Corte durante el proceso que llevó a la primera orden judicial. Esto obedece a los constantes intentos del actual gobierno indio de subvertir y debilitar la Ley de Derechos sobre los Bosques (FRA) así como del hecho de no garantizar que la Ley se aplique correctamente.

Condenamos a los llamados conservacionistas que se han estado oponiendo a esta notable legislación desde el momento en que ésta se propuso hace más de una década, y quienes son los demandantes del caso ante la Corte Suprema de la India. Creemos que, contrariamente a la lógica de los conservacionistas, el ataque a la Ley de Derechos de los Bosques efectivamente pone en riesgo el tenso proceso de la conservación de los bosques y la vida silvestre en India. Al desafiar una Ley fundada en una conservación íntegra y en la ciencia, y que ofrece la primera oportunidad a la India post-independencia de proteger los bosques y las comunidades que dependen de ellos, tanto humanas como no-humanas, los demandantes le hacen un perjuicio a la causa de la conservación.

Por tanto, exhortamos al gobierno que cumpla la ley aprobada por el Parlamento indio dentro y fuera de los tribunales, y a que tome urgentemente las medidas necesarias para garantizar que la orden judicial sea revisada y cancelada. Los desalojos deben ser evitados.

Atentamente,