Movimiento Mundial por los Bosques Tropicales




Áreas Protegidas y Bosques de Alto Valor de Conservación

La creación de áreas protegidas es un método de conservación “colonialista” creado en EE.UU. y exportado al resto del mundo, y que durante más de un siglo fue el modelo de conservación dominante. Su impacto sobre los pueblos indígenas ha sido terrible y, paradójicamente, también ha sido grave su impacto sobre el medio ambiente. La creación de áreas protegidas expropiando territorios indígenas, destruyendo culturas indígenas y convirtiendo en enemigas las poblaciones locales no sólo crea enormes problemas de gestión sino que también perturba sistemas tradicionales de uso de la tierra, viables y favorables para la biodiversidad. La conservación verticalista de este tipo también tiene un alto costo político, porque debilita las instituciones tradicionales y refuerza el poder del Estado, lo cual conduce, con demasiada frecuencia, a abusos de poder y violaciones de los derechos humanos.

Un ejemplo más reciente de áreas protegidas son los llamados Bosques con Alto Valor de Conservación (HCVF), una herramienta conceptual que apuntaba originalmente a zonificar paisajes boscosos con el fin de optimizar su manejo. Originado en un sistema de certificación voluntario (FSC), está siendo fomentado ahora por corporaciones, gobiernos y grandes ONG conservacionistas.

 

Libros e Informes

Videos

Artículos del Boletín WRM

Otra Información Relevante