Movimiento Mundial por los Bosques Tropicales




WRM bulletins

Boletín Nro 62 – Setiembre 2002

EL TEMA CENTRAL DE ESTE BOLETIN: LOS PUEBLOS INDÍGENAS

Los pueblos indígenas son los guardianes de los bosques. Nadie tiene mayor interés que ellos en asegurar la conservación de los bosques que han sido su hogar, parte integral de su cultura y fuente de su sustento. Si bien en todos los números anteriores del boletín del WRM se han reflejado muchas de las luchas de los pueblos indígenas en defensa de los bosques, hemos decidido dedicar todo este número al tema, haciendo hincapié en los problemas que enfrentan los pueblos indígenas y las soluciones que hoy proponen e instrumentan para garantizar el reconocimiento de sus derechos como primer –aunque crucial– paso para abordar seriamente la actual crisis de los bosques.

Este número ha sido realizado en estrecha colaboración con el Forest Peoples Programme, que actúa conjuntamente con Fern como la Oficina de WRM en el Norte, y con otras personas, miembros de organizaciones de pueblos indígenas o que defienden los derechos de los pueblos indígenas. Independientemente de la autoría de los artículos, éstos reflejan las esperanzas y luchas de los propios pueblos indígenas, y la importancia que tiene la colaboración externa para el logro de sus objetivos. Esperamos que este boletín sea un aporte para que más personas y organizaciones preocupadas por la conservación de los bosques entiendan el papel fundamental que juegan en este sentido los pueblos indígenas, y consecuentemente aumenten su apoyo a la defensa del derecho de estos pueblos a continuar siendo los guardianes del bosque.

También aspiramos a que este número aporte a los activistas de los bosques mayor claridad sobre los motivos por los que consideramos la protección de los derechos humanos un tema tan crucial para detener los procesos de deforestación. Lo que demandan los pueblos indígenas es que se respeten sus derechos a la propiedad y control de sus tierras y territorios, a ejercer su ley tradicional, a aceptar o rechazar los proyectos de desarrollo que se planifican para sus territorios, a la autodeterminación. El respeto de estos derechos no es solamente un asunto de justicia, sino que también redundará en el empoderamiento de los pueblos indígenas en la defensa de lo que es de ellos: los bosques.

NUESTRA OPINIÓN

LUCHAS LOCALES Y NOTICIAS

GENERAL